top of page
  • Foto del escritorMercadeo Atman Yoga

Los tres obstáculos del camino espiritual


El único atajo es saber que no hay atajo.


No hay presa más fácil para el "vende-humo" que algún desesperado/a por cambiar.


En el mundo, o más claramente, en el mercado del crecimiento personal/espiritual son muchos los que se aprovechan de la ignorancia y el afán de aquellos que pretenden "cambiar su realidad" o su persona.


Es tentador creer en recetas, trucos y atajos para "manifestar" de la noche a la mañana la vida de tus sueños y querer evitar o ahorrarse el tiempo, el esfuerzo y la complejidad intrínseca a un proceso  de autoconocimiento y expresión del ser.


La realidad es que entre mas rápido o fácil quieras terminar, mas lejos estás siquiera de empezar.  Como bien lo dijo el gran Sivananda:


"El único atajo es saber que no hay atajos" 


Empezar por el principio significa saber y aceptar de una vez por todas, que el camino es largo, por no decir eterno, y que se van a presentar dificultades que van exigir lo mejor de ti mismo, que nadie te va a salvar y que nadie mas que tu lo puede y debe hacer por ti.


Estás dificultas que tienen y tendrán miles de formas, pero usualmente se puede organizar en tres categorías:


  1. Ideas preconcebidas, expectativas: Nada va a ser como te lo imaginas, prepárate para que todo pueda pasar y para lidiar con desilusiones una tras otra.

  2. Presión Social: Las obligaciones "mundanas", la opinión, presencia o ausencia de  familiares y amigos 

  3. Falta de disciplina:  Es un trabajo de todos los dias. Todos.



Si quieres entender con mayor detalle cada uno e estos tres, te invitamos a ver la charla completa a continuación:

Clave para descubrir cuál es tu obstáculo, cuál es tu dragón.



19 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page