TODOS cumplimos una función y una misión.

En casi todas las antiguas civilizaciones y culturas, se ha representado la Divinidad en forma de algún animal: conejo, león, elefante, pez; esto es un criterio muy amplio, considerando que todo lo creado es obra de Dios.


Si todo lo creado lo respetáramos, desde las plantas, los animales y, por supuesto al ser humano; tendríamos conciencia de que todo es necesario para VIVIR, y que todos necesitamos de todos.




TODOS cumplimos una función y una misión.


Recordemos un diálogo del libro del Principito:

-Te amo -dijo el Principito

Yo también te quiero -dijo la Rosa

No es lo mismo,respondió él…

Querer es tomar posesión de algo, de alguien…


Con qué sencillez lo expresa el Principito, y más adelante el autor agrega:

Amar es desear lo mejor para el otro, aún cuando tenga motivaciones muy distintas.


En muchos lugares, no sólo en la India, hay personas que tienen cuidado al respirar o moverse para no matar alguna bacteria o algún insecto terrestre o volátil.