top of page
  • Foto del escritorMercadeo Atman Yoga

Dios no solo existe, es lo único que hace, ha hecho y hará

Actualizado: hace 5 días


¿Cómo ver a Dios en todo(s)?


Si hubiéramos nacido para crear imperios, empresas, y hacer cada vez más dinero, tendríamos un manual para eso, y los que lo han logrado o lo han intentado estarán de acuerdo en que no es nada fácil, que no hay receta  y que el precio usualmente es muy alto.


El amor, amar es para lo que realmente fuimos diseñados, cuerpo y mente naturalmente están configurados para ello; es real que lo necesitamos más que nada y que es lo único que nos da verdadera satisfacción. 


No hay imperio ni victoria que nos dé la paz y la tranquilidad que realmente estamos buscando. Todo lo contrario, el Amor alimenta, enriquece, y crece sobre sí mismo, le da sentido a todo. No tiene costo, y en cambio si, todo el valor.


Para efectos de este mensaje nos pondremos de acuerdo en que hablar de Amor es hablar de Dios y hablar de Dios es hablar de nosotros mismos.


No importa dónde se empiece, 


"Si uno busca a Dios termina por amarse a uno mismo y si empieza a amarse a uno mismo termina por ver a Dios en todas partes"


Mil veces hemos se ha dicho, y seguiremos oyendo clásicos como:


"Dios está en todo" "Tú eres Dios" "Dios siempre escucha" etc.


Y son clásicos por una razón, porque son verdad y lo seguirán siendo.


El tema es, que de la palabra a la experiencia hay enorme diferencia. Es muy curioso lo mucho que nos resistimos a la experiencia de Dios, del Amor o de nosotros mismos. No solo porque es imposible huir de lo que es, y lo que somos, sino porque además... de nuevo,  es lo único que necesitamos y realmente queremos. El ego simplemente no tiene sentido.


¿Por qué nos cuesta tanto amar? 


¿Por qué "demonios" no aceptamos a Dios?


Y digo aceptar porque no se trata de "creer", la realidad es, y no necesita de nuestra aprobación para seguir siendo. Y aun así, basta con una milésima de fe para ver y creer.


Rachelle, Karma Yogi durante los últimos 6 meses en Vanadurga Ashram nos cuenta a cerca de su relación con Dios, con ella misma y con el ego que le impedía amar, amarse. ser y estar con Dios.


Y nos  recuerda cuan simple es vivir tranquilos y  en paz con lo que somos.


No solo estamos vivos, somos  la vida misma.



2 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentarios


bottom of page